Cambios en la Industria

Chickens, a dog and a ram lounging in a field.

Foto de Terrell Spencer, Centro Nacional de Tecnología Apropiada

Criar aves en pasturas no es precisamente algo nuevo. La mayoría de los pollos parrilleros (también conocidos como pollos de engorde o ‘broilers’ en inglés), ponedoras, y otras aves domesticadas fueron criadas al exterior antes de la introducción a finales de los años 50 del ahora dominante método en confinamiento.

Desde entonces, grandes corporaciones se han convertido en los principales productores de aves en los Estados Unidos, desarrollando prácticas “integradas verticalmente” que les permiten capturar casi el cien por ciento del mercado anual de múltiples de billones de dólares. Hoy en día, corporaciones integradas verticalmente controlan casi todo aspecto de la producción, procesamiento y venta de pollos de engorde y huevos. Agricultores individuales todavía participan en estos sistemas a gran escala, pero como contratistas que acuerdan a cumplir con estándares que por lo general incluyen la instalación de estructuras de confinamiento con clima controlado en que caben miles de aves o más. Una estructura de confinamiento individual cuesta más de $200,000. Las compañías avícolas por lo general proveen a los agricultores con pollitos y alimento necesarios para llevarlos a peso de mercado en siete semanas o menos. Después, las corporaciones integradas verticalmente generalmente se encargan del procesamiento y empaque de las aves, y pagan a los agricultores contratistas por ave, tomando eso si en cuenta los costos el alimento y temperatura. Este sistema ha ayudado a que el pollo sea un alimento básico de bajo costo para los consumidores Americanos.

Pero algunos agricultores y consumidores se cuestionan si en el proceso para alcanzar tal eficiencia, valores que ellos consideran importantes—la autonomía e independencia de los agricultores, el bienestar de las aves, y el sabor y calidad de sus carnes y huevos—se pierdan. Para satisfacer la demanda creciente de aves criadas en forma diferente, un número de productores, especialmente aquellos en fincas de pequeña escala diversificadas están optando por criar aves en formas alternativas, la mayoría de ellas dependientes de las pasturas.

Antes de tomar una decisión, considere…

  • En sistemas a corral, deberá mover los corrales en forma diaria. Puede haber maneras que demandan menor esfuerzo físico. Vea “Sistemas Avícolas Alternativos.”
  • Las operaciones de aves son generalmente estacionales, a menos que productores construyan casas semipermanentes. Vea “Patios (Yarding).”
  • Puede que tenga que buscar a fondo para encontrar proveedores como criaderos y otros contratistas. Estos comerciantes probablemente van a enviarle los materiales a su finca.
  • Las aves en pastoreo son susceptibles a estrés climático y a la depredación.
  • Procesamiento confiable puede ser difícil de encontrar; muchos productores procesan en la finca.
  • Mientras que algunos se preocupan de que las aves en pasturas pueden estar expuestas a la influenza aviar a través de aves migratorias, otros dicen que las aves y las pasturas manejadas con cuidado para evitar parásitos tienen un menor riesgo en comparación a grandes estructuras de confinamiento.

“Uno de nuestros descubrimientos clave es que el sistema tiene ventajas reales en fincas diversificadas,” dijo el investigador George “Steve” Stevenson, director del Centro de Sistemas Agrícolas Integrados (CIAS, Center for Integrated Agricultural Systems) en la Universidad de Wisconsin, quien obtuvo financiamiento de SARE. “Lo que es realmente bueno acerca de aves en pastoreo es que se pueden agregar a un amplio rango de otras empresas.”

Por ejemplo, Rick y Marilyn Stanley de Wells, Maine, han descubierto que la producción de aves y de vegetales de alto valor puede funcionar bien en conjunto. Los Stanleys producen vegetales orgánicos y gallinas ponedoras en su histórica finca de New England. Uno de los cultivos de mayor valor que producen los Stanleys es el espárrago. Ellos recibieron financiamiento de SARE para experimentar con la integración de gallinas en su producción de espárragos para el control de pasto quackgrass (agropiro o cruera) y otras malezas problemáticas. Examinaron el crecimiento de malezas en cultivos de espárragos tanto con como sin gallinas. Después de dos años concluyeron que las gallinas hicieron un gran trabajo. “Estamos felices con el trabajo que realizaron las gallinas, y planeamos continuar utilizándolas,” dijo Marilyn. “Vale la pena mantener las gallinas sólo por el ahorro de trabajo debido a que ocupamos mucho menos tiempo desmalezando los cultivos de espárragos a mano.”

Terrell Spencer, un productor de aves en pastoreo de Nebraska y especialista en aves del Centro Nacional de Tecnología Apropiada (NCAT, National Center for Appropriate Technology), dijo que históricamente los agricultores criaban aves no sólo por la carne, huevos y plumas, sino también como una herramienta de trabajo. “Desde la tradición sureña de usar gansos de raza Cotton Patch y otros tipos de gansos para desmalezar los cultivos de algodón y frutillas, hasta los colonos americanos que colocaban pavos en los terrenos para controlar los gusanos del tabaco, las aves son extremadamente versátiles en la finca,” dijo Spencer. Un método cada vez más popular para controlar moscas en vacas es seguir a las vacas con gallinas ponedoras en gallineros móviles, un método inventado por el pionero en aves en pastoreo, Joel Salatin. Las gallinas ponedoras escarban las bostas de las vacas mientras buscan las larvas de las moscas parasíticas que viven en el estiércol. Las gallinas tienen un efecto drástico en las poblaciones de moscas, lo que lleva a vacas más felices y con menos estrés, y mayores ganancias. “Mientras más usos obtenga de sus aves, más rentables son,” dijo Spencer.

En Wisconsin, los Fischbach también han descubierto maneras de juntar la producción de vegetales y aves en pasturas en la finca. Además de aves, ellos cultivan tomates, pimentones y otros vegetales en túneles altos. “Para Noviembre, los cultivos ya están bastante deteriorados,” dijo Jason, “entonces introducimos los pavos de Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) en los túneles altos. Los pavos limpian y fertilizan los túneles muy bien, y los túneles ayudan a mantener a los pavos secos y lejos del viento a medida que se enfría el clima previo al Día de Acción de Gracias.”

La Influencia Salatin: El Inicio De Las Aves En Pasturas

Debido a que los productores de aves comenzaron a buscar alternativas, productores innovadores han perfeccionado varios sistemas, muchos de ellos en el exterior, que crían pollos para una mayor ganancia con menor impacto ambiental y mejores condiciones para las aves. Las formas de criar aves son variadas para poder cumplir con los objetivos del productor y tomar en cuenta el clima, topografía, y trabajo disponible.

A comienzos de los años ‘90, el agricultor de Virginia Joel Salatin publicó un libro detallando un nuevo sistema para competir por el pequeño pero creciente nicho de consumidores que querían comprar aves criadas en sistemas no corporativos. Su popular libro Pastured Poultry Profits (Ganacias Provenientes de Aves en Pastoreo) explica las innovaciones que hizo a la antigua práctica de permitir a las aves que deambularan libremente alrededor del establo. El libro explica estrategias de producción junto con sus estimaciones de lo que los lectores que siguen su método pueden obtener en bruto: $25,000 en sólo seis meses en 20 acres.

En su sistema, los productores crían o compran pollos entre Abril y Octubre, luego los trasladan desde las criadoras a corrales sin suelo ubicados en la pastura. Hoy en día, los corrales para aves en pasturas son construidos en una variedad de formas y tamaños, y con diferentes materiales y diseños. Si se ponen lado a lado, una exposición de estos corrales hechos en casa parecería un despliegue de inventos, cada uno reflejando la habilidad creativa del productor de diseñar de acuerdo con las necesidades del terreno y de la finca. Los corrales de Salatin son de 10 pies por 12 pies por 2 pies, con techo plano, bajos y cuadrados, y pueden alojar hasta 80 pollos parrilleros. El mueve sus corrales diariamente a pasturas frescas. Mientras reciben ejercicio y aire fresco a medida que buscan plantas e insectos, los pollos dejan caer estiércol que añade fertilidad al suelo.

Salatin traspasa sus experiencias e ideas, organiza días en terreno y expone frecuentemente en conferencias. Con ayuda de SARE y Heifer International, una organización sin fines de lucro que promueve el desarrollo de la comunidad a través de la producción sustentable de animales, Salatin sostuvo talleres para agricultores de familias de bajos recursos interesados en aprender más acerca de aves en pasturas.

“Después de estar tres días con [Salatin] aprende todo acerca de cómo mantener un ave saludable hasta cómo mantener a sus clientes felices,” dijo Rosa Shareef, una agricultora de New Medinah, Miss., quien atendió uno de los talleres.

Tom Delehanty, quien previamente era un productor de aves convencionales en Wisconsin, y que se mudó a Socorro, N.M., para criar aves en pasturas, da crédito a los métodos de Salatin por proveer un punto de partida desde el cual diseñó un corral de terreno que se adaptara el clima de Nuevo México. Ahí, los inviernos suaves de desierto le permiten mantener a las aves en pasturas todo el año.